lunes, 16 de septiembre de 2013

Rescatar ~ TakaChii

Autora: Alex Park
Titulo: Rescatar
Extensión: One Shot
Pareja: TakaChii
Genero; Angt, Shonen Ai

Nota: Este fic... puede que tenga continuación si ustedes gustan ♥

Dozo~

Rescatar…

¿Qué hay que rescatar?, el problema es ese… no hay nada que rescatar.

Lo perdimos todo, sonrisas, miradas, palabras, risas, caricias… besos. – limpio mis mejillas sintiendo como mis ojos quieren llorar.

Lo hemos perdido todo y por orgullo. Por algo tan banal y tan inútil como el orgullo. -

¿Qué fue de los “te amo” y los “por siempre”?

Ni yo mismo lo sé, porque sé que yo también he fallado…

He fallado de tal manera que siento irreversibles mis errores y el más irreversible fue dejarte ir ese día…

Lo sé, tú esperabas que corriera y parara tu huida, lo sé, sé que no querías irte.

Pero mis pies no se movieron de lugar y los tuyos no dejaron de alejarte de mí.

¿Cuándo fue que empezamos a fallarnos?

Acaso fue el día que tome tus palabras como excusa…

O el día que tú me dejaste hablando solo en medio de la lluvia.

¿Cuándo fue que volvimos a necesitar palabras para entendernos?

¿Cuándo dejaron nuestras miradas de brillar por la compañía del otro?

¿Cuándo olvidamos el amarnos?

Yo aun recuerdo que te amaba, que eras… que eres muy importante.

Aun recuerdo tu sonrisa tierna y tus palabras tontas en momentos inadecuados; tu madurez cuando era necesaria, tus consejos.

Aun recuerdo los abrazos (completamente diferentes a los que les dabas a los demás).

Recuerdo todos y cada uno de tus besos, de tus caricias, de tus “lo siento” y tus “Yuuri chan”.

¿Recuerdas como empezamos?

Tan simple como nuestra forma de actuar es como empezó todo; una mirada, una plática, un abrazo y un sentimiento nuevo de mi parte.

Estaba asustado, no recordaba lo que era el que se te acelerara el corazón cada que veías a una persona, mucho menos lo que era desanimarte al grado de casi llegar a la tristeza por no verla.

Yo realmente llegue a pensar en ir a un psiquiatra para que me diagnosticara bipolaridad.

Ah! Pero grande fue mi sorpresa al darme cuenta, que no, no estaba loco, bueno no a ese grado, si no que, me gustabas…

Me gustabas y mucho.

Lo gracioso de todo esto, es que tu no sabías que existía y lo estúpido era el hecho que tenia… mucho, muchísimo tiempo de conocerte.

Niño torpe y estupido, ¿Cómo puede ser que tú creas en el amor a primera vista?

Y digo torpe porque a lado tuyo lo soy  y en muchos aspectos.

Inocencia…

Recuerdo que me molestaba tanto tus burlas a mi torpeza y mi falta de experiencia.

Eres un tonto, insensato, desgraciado sin corazón, Claro… búrlate!

Pero ¿Y luego?

La inocencia se transformo en picardía y en enormes deseos de callarte la boca…

Digo, no es que me haya tomado enserio tus burlas...

Ajam, Claro que no.

Terminamos juntos, si, aunque lo negamos incontables veces. Eramos pareja claro, pero yo 
estaba en una gran desventaja hacia ti.

Y es que yo ya estaba enamorado de ti, mientras tú de mi no, por lo menos eso me dabas a entender.

Me gustaba nuestro trato, amigos, confidentes, novios, maestro- aprendiz ¿Qué no?

Pasamos tantas cosas en tan poco tiempo, que nadie me creería si les explico lo que sentía cada que estaba a tu lado.

Pero…

Con el tiempo, esos detalles que no vimos al inicio empezaron a ser mella en nuestra relación. Las sonrisas disminuían y daban pie a las discusiones.

Ah, los celos…

Creo que acabo de entender el porqué nuestras miradas dejaron de hablar el mismo idioma, es que dejaron de encontrarse a tal punto que ya no estaban conectadas…

Nuestras palabras, ellas dejaron de ser de amor, dejaron de ser susurradas y se convirtieron en gritos.

¿Cómo dejamos que esto nos pasara?

Al principio no lo notamos, todo se arreglaba con un perdón y un beso.

Todo se cubría con la ligera manta que quedaba de cariño y paz en nosotros.

Pero ¿y después?

Todo volvía a ser gritos y discusiones.

Hasta que llegó a su fin…

Tu tomando un camino totalmente contrario al mío, sin que yo te detuviera….

Y ahora estoy aquí, pensando que las cosas no pasan porque si, pero que pudieron haber sido diferentes con solo unos detalles aquí, unos detalles acá.

¿Tu? Escuché por mi Yabu que estas bien, que no me mencionas.

¿Yo?, después de 2 meses y aun sabiendo que no estoy en tus pláticas, sigo esperando que vuelvas a decirme "Yuuri Chan" fuera de camaras, aunque sea solo para preguntar si sigues vivo en mi.

Aun preguntándome, en momentos como este, en el que la lluvia cae haciendo sonar mi ventana fuertemente, ¿Qué hubiera sido de nosotros, si no nos hubiera ganado el orgullo?.

1 comentario:

  1. Waaaaaaaa!!! Ha quedado genial!
    Yo también padezco de esa enfermedad, puedo ser orgullosa cuando menos lo necesito. Y el orgullo no es buen compañero, no no.
    ¡Yo si quiero contiiiiii! >_< ¡Onegai!
    Esperemos que Chinen encuentre nueva pareja, o quien sabe, puede que Chinen o Takaki venzan su orgullo.
    ¡Me encanto! *3*

    ResponderEliminar

Con un "gracias" es suficiente :D